La Secundaria

Las transformaciones interiores que suceden entre lo doce y los catorce años, cuando el niño cursa los niveles de sexto a noveno grado, hace que este pase a considerar el mundo de un modo realista, a utilizar su mente como instrumento objetivo, preparándose para hacer abstracciones.

Ahora puede observar a sus padres y maestros más vigilante que antes y pone a prueba su autoridad, no para librarse de ella, sino para asegurarla y conservarla.

El joven ha adquirido la madurez precisa para mirar con los sentidos despiertos el mundo de la realidad y con un deseo de aprender.

A la edad de los once y sobre todo a los doce años, el esqueleto se hace más pesado y los movimientos más torpes y recios. El afán de oposición aumenta. La profunda transformación interior que aparece como efecto anticipado de la pubertad física proyecta sus sombras, pero también las fuerzas del intelecto y del sentido de la responsabilidad que el maestro debe alimentar para ver surgir la hermosura y el vigor de esta edad.

La vida individual de los sentimientos se despierta. A partir de la pubertad muchos jóvenes disfrazan enérgicamente sus sentimientos interiores, transforman la relación con su propio cuerpo y se anima en ellos un sentido estético personal, con el medio ambiente, con las ideas e ideologías, se refleja el interés por el mundo y la capacidad de amar, de comprender y de emitir juicios. Levantan una barrera como autoprotección y buscan constantemente un modelo humano con cualidades para que lo guíen.Durante estos años se incluyen las asignaturas que requieren de razonamiento independiente y de actividad propia. Los deberes para la casa aumentan y se hacen obligatorios. Los estudiantes aceptan y comienzan a considerar razonable esta obligación.
Los estudios les exigen a los estudiantes cada vez más trabajo independiente.

La meta que tienen los maestros de la secundaria, es la de una enseñanza orientada, que prefiere caracterizar en lugar de definir y que pone a los estudiantes en condiciones de entender y juzgar los conceptos científicos y los fundamentos de algunos modelos hoy en día representativos. El maestro debe educar de tal manera que no solamente ponga diferentes alternativas de pensamiento a disposición de los estudiantes, sino que también pueda comprometerse hasta cierto punto con cada una de ellas.

secundaria-8
secundaria-7